Portada Opin@r
Reportajes y Entrevistas  

Portada Opin@r

Información General y Opinión
Cultura, Ciencia y Sociedad
Deportes
Denuncia

 


ANDRÉS GARRIDO


Lee Ritenour volvió a levantar las pasiones musicales del auditorio de San Javier (foto: Goio Villanueva)
Lee Ritenour volvió a levantar las pasiones musicales del auditorio de San Javier (foto: Goio Villanueva)
 

XVII FESTIVAL DE JAZZ DE SAN JAVIER

Lee Ritenour y Dave Grusin protagonizan una brillante clausura de Jazz San Javier 

La XVII edición del festival ha resultado de las mejores, con conciertos memorables: Bobby McFerrin, Preservation Hall Jazz Band, Triosence o Freddy Cole, que recibió el Premio a Toda Una Carrera. La española Sedajazz Big Band se confirmó como una grandísima banda del género 

El compositor y pianista Dave Grusin está en plena forma, como demostró en San Javier (foto: Goio Villanueva)
El compositor y pianista Dave Grusin está en plena forma, como demostró en San Javier (foto: Goio Villanueva)
 

El guitarrista Lee Ritenour y el compositor y pianista Dave Grusin han sido los encargados de la brillante clausura de la XVII edición del Festival de Jazz de San Javier, que durante 13 noches ha ofrecido 22 conciertos englobados en diferentes tendencias del jazz y músicas colaterales del género. Al margen de pequeños cambios de última hora en unas pocas formaciones en relación a las anunciadas, la única incidencia ha sido la enfermedad que impidió actuar al cantante Moncho el sábado 2 de agosto. El director de esta cita musical de los veranos de San Javier, Alberto Nieto, reiteró el agradecimiento de su equipo, la concejalía de Cultura y de todo el ayuntamiento de la población marmenorense hacia el público de Jazz San Javier que, subrayó, “aunque parezca que es regalar los oídos en cada edición, los propios músicos que participan cada año son los que os destacan como uno de los mejores de Europa”, concluyó. Para Nieto, la edición que se clausuraba –y que ha hecho el número diecisiete– ha tenido grandes conciertos, cuyos resultados le animan a organizar ya la próxima cita para el verano de 2015.  

Tras estas breves palabras de agradecimiento, el concierto de clausura dio comienzo con el cuarteto que lideran el guitarrista Lee Ritenour y el compositor y pianista Dave Grusin, que regresaban a San Javier tras el éxito e imborrable recuerdo que dejaron durante su anterior visita en la XIV edición, celebrada en 2011. Su aparición en el escenario del auditorio Parque Almansa provocó el entusiasmo general de los asistentes, que les recibieron con una calurosa ovación. De inmediato, Lee Ritenour dio las buenas noches y preguntó si todos estaban bien. Respuestas afirmativas lógicamente del público, que se mostraba ansioso por que el concierto diera comienzo, y con él su disposición a disfrutar al máximo de lo que prometía como una noche única. Y así resultó.  

“The Village” fue la tarjeta de presentación de lo que iba a ser un magnífico y sensacional broche de brillantes para la XVII edición del Jazz San Javier. Y casi fundida con ésta, una pieza del recordado Jobim que popularizó Santana incluyéndola en su “Caravanserai”. y que el propio Ritenour ha grabado en varias ocasiones: “Stone Flowers”. Los aplausos, silbidos de buen rollo y los bravos no se hicieron de rogar. El auditorio comenzaba a estar efervescente. Lee Ritenour se dirigió de nuevo a todos, para explicar que habían dejado sonar esos temas y que continuaban con uno más del compositor brasileño, titulado “Double Rainbow” (o “Chovendo Na Roseira”), en una versión delicada del guitarrista californiano.  

El gran contrabajista Tom Kennedy impuso su magisterio en San Javier (foto: Goio Villanueva)
El gran contrabajista Tom Kennedy impuso su 
magisterio en San Javier (foto: Goio Villanueva)

La admiración que Ritenour ha sentido siempre por sus predecesores en la guitarra ha quedado bien patente, a través de diferentes creaciones del músico norteamericano. Hay varios ejemplos, entre los que caben citar L.P. (en homenaje a Les Paul) o el que anteriormente había creado para uno de los iconos de todo guitarrista de jazz: Wes Montgomery. A él dedicó el tema que sonó a continuación, titulado “Wes Bound”, que alargaron hasta los 12 minutos, en una muestra más de la maestría interpretativa y, sobre todo, de cómo se matiza la música cuando se tiene ese dominio. Un aspecto muy importante al interpretar, para que todo el discurso no parezca o resulte lineal. Y, ciertamente, hay que estar en ese grupo de elegidos para llegar a lograr tal perfección en el discurso.  

El concierto transcurría con una enorme diversión del cuarteto que lideran el guitarrista Lee Ritenour, el compositor y pianista Dave Grusin, el gran contrabajista Tom Kennedy y, en la batería, otro de los músicos que han grabado en diversas ocasiones con Ritenour y Grusin: Will Kennedy. Cuatro auténticos jabatos músicos que sabían, en todo momento, cómo llevar los trazos de este concierto de clausura de un festival que se ha ganado, por mérito propio, su prestigio entre intérpretes y público. Así es que después de este desenfreno bien controlado, el cuarteto abordó “Jam”, una pieza creada por los Kennedy del grupo, que volvía a destacar las cualidades de estos creativos musicales.  

El público necesitaba un poco de sosiego musical. Entonces Lee Ritenour, que es un viejo maestro también en tomar las “temperaturas” de sus auditorios, atacó “Waltz For Carmen” para que el personal respirara un poco antes de volver a desplegar el potencial sonoro que atesoran en sus largas trayectorias. Lo hizo con “Lay It Down”, una creación que también ha registrado en varios de sus discos y que, como ocurre en otras piezas que interpreta en sus conciertos, se alargan en relación al tiempo que emplea para los discos. Los motivos están bien claros, ya que el guitarrista deja espacio a sus compañeros de viaje. En éste, Will Kennedy tuvo dos minutos y 15 segundos de gloria, demostrando por qué ha llegado al lugar que ocupa, en el que destaca ser el baterista del prestigioso cuarteto Yellowjackets.  

El baterista Will Kennedy (foto: Goio Villanueva)
El baterista Will Kennedy (foto: Goio Villanueva) 

Aún no les he descrito la faceta creativa de Dave Grusin para el cine. Se ha convertido, con el paso de los años, en uno de los más prestigiosos creadores de bandas sonoras. En su cuenta posee grandes títulos de Hollywood, para los que ha escrito sus partituras. Por citar algunos, les indico “En el estanque dorado”, “Los tres días del Cóndor”, “Havana” o “Un lugar llamado Milagro”. De ésta última, su tema central, fue la siguiente composición que interpretó solo al piano, explicando que la música española le ha fascinado desde siempre. En total, Dave Grusin ha escrito una treintena de bandas sonoras para el cine y la televisión. Sus maestros e inspiradores fueron el gran Henry Mancini y Andre Previn; dos fuertes pilares de la música del cine que animaron a Grusin en los años 60 del pasado siglo XX a que escribiera para la gran pantalla. Los resultados podemos comprobarlos todos, a través de esas 30 películas.  

Y a renglón seguido, “Mountain Dance”. Una pieza bellísima donde las haya, que volvió a plasmar sobre el público el buen hacer de cuatro músicos increíbles y rayando la perfección. Qué buen sabor de boca estaban dejando entre los asistentes a esta noche de clausura de Jazz San Javier 2014. Otra demostración de maestría y dominio de Lee Ritenour llegó con “Etude”, una composición escrita pensando fundamentalmente en la guitarra, ya que como su propio nombre indica es un “estudio” sobre las posibilidades de las seis cuerdas y que para Ritenour son muchísimas. Tras una larga y explícita introducción de cinco minutos, el cuarteto volvió a desplegar sus conocimientos y facultades. Tom Kennedy nos dejaba boquiabiertos con los fraseos y juegos musicales que lanzaba desde su instrumento, por espacio de dos minutos y 46 segundos. Las sonrisas y complicidad de los cuatro músicos eran claras y públicas. Y todo era, salvo para indicar el nombre del sobresaliente en cada tema, una continuidad. “Río Funk” puso el final a un concierto que nos había tenido pegados al asiento por espacio de hora y 45 minutos. Qué disfrute para los sentidos de todos nosotros. Qué buen cuerpo se nos había quedado, aunque todos queríamos –necesitábamos– más, porque hasta dentro de once meses no podremos regresar a este aforo.  

Los que son grandes, lo son por su sencillez y simpatía. Lee regresó con sus compañeros al escenario y preguntó: “¿Una más?” Todos respondimos al unísono: “Sí”. Y Ritenour jugaba con nosotros un poco recordando: “Pero es un poco tarde ya. Hay que marcharse a dormir. ¿Seguro que queréis una más?”. Esta vez fue un clamor afirmativo. Bueno, pues para contentar a todos –y a ellos mismos, que estaban por la labor–, se descolgaron con otro de los temas más exitosos de su amplia discografía: “Night Rhythms”. Fue un trallazo definitivo, que nos dejó en las nubes, flotando en un sueño que no queríamos que acabara. Desafortunadamente, todo tiene su final y el del concierto de clausura del XVII Jazz San Javier había llegado. Dios guarde muchos años a estos músicos y que nosotros podamos seguir disfrutándolos.  

El cuarterto Grusin-Ritenour en el concierto de clausura del festival marmenorense (foto: Goio Villanueva)
El cuarterto Grusin-Ritenour en el concierto de clausura del festival marmenorense (foto: Goio Villanueva) 

En definitiva, una edición de las que más se van a recordar debido a conciertos memorables como el de Bobby McFerrin, Pink Turtle, la Preservation Hall Jazz Band, Mary Stallings con Eric Reed, los españoles de Pegasus y la Sedajazz Big Band (grandiosa, en todos los sentidos y orgullo de los músicos españoles), Triosence (futuro asegurado del jazz europeo), Freddy Cole que recibió el Premio A Toda Una Vida, Giovanni Mirabassi y Marc Berthoumieux (jazz francés), o la alegría cubana de Lucrecia con la Havana Street Band, el magisterio de Chuck Loeb & Friends y, cómo no, Lee Ritenour & Dave Grusin Quartet, que han supuesto un cierre de platino.  

Desde OPINAR esperamos haber cumplido lo más fielmente posible nuestro papel de contarles con detalle todo lo que cada noche ha dado en el auditorio del Parque Almansa, en la murciana y costera población de San Javier. Como siempre, nuestro agradecimiento por sernos fieles como colaboradores oficiales de este festival, del que ya esperamos su edición número XVIII. 6 agosto 2014  

Alberto Nieto, director de Jazz San Javier (foto: Goio Villanueva)
Alberto Nieto, director de Jazz San Javier (foto: Goio Villanueva) 

 


OPI

Portada  Información General y Opinión  Cultura, Ciencia y Sociedad
Reportajes y Entrevistas  Deportes  Denuncia


© OPIN@R.
© Cada uno de los autores de los artículos o fotografías.

Las personas interesadas en publicar sus colaboraciones en OPIN@R o ponerse en contacto con la Redacción,
tienen a su disposición la siguiente dirección de correo electrónico:
Teclee esta dirección en su programa de correo electrónico