Portada Opin@r
Reportajes y Entrevistas  

Portada Opin@r

Información General y Opinión
Cultura, Ciencia y Sociedad
Deportes
Denuncia

 


ANDRÉS GARRIDO


Avishai Cohen expresando su felicidad plena (foto: Goio Villanueva)
 Avishai Cohen expresando su felicidad plena
(foto: Goio Villanueva)
 

XVI FESTIVAL DE JAZZ

Israel y Cuba sonaron a jazz en San Javier

El trombonista Julio Montalvo, colíder junto al bajista Alain Pérez del Colectivo Cubano (foto: Goio Villanueva)
El trombonista Julio Montalvo, colíder junto al bajista Alain Pérez del Colectivo Cubano (foto: Goio Villanueva)
 

La segunda jornada del XVI Jazz San Javier nos ha ofrecido dos conciertos de evidente contraste de tendencias que, sin lugar a dudas, conforman el ya amplio panorama de lo que es esta música en el siglo XXI. La primera parte fue un auténtico deleite para los grandes aficionados al género, con el regreso de uno de los músicos más admirados del momento: el contrabajista israelí Avishai Cohen y su cuarteto. En la segunda mitad de este viernes 5 de julio, los ritmos cubanos fusionados con el jazz se apoderaron del auditorio del Parque Almansa. Sus responsables, una selección de los mejores músicos cubanos residentes en España –en una producción del propio Festival de San Javier–, capitaneados por el bajista Alain Pérez y el trombonista Julio Montalvo, dos claros iconos de este Colectivo Cubano en España, que supieron acaparar la atención de esos otros seguidores de esta especialidad del género.  

Muchos aficionados que son habituales en esta cita de San Javier todavía recuerdan el magnífico concierto que dejó Avishai Cohen hace dos años, en su anterior visita al festival. Por ello, no es de extrañar que esos mismos seguidores –y tal vez, otros que llegan por primera vez a esta cita en el auditorio del Parque Almansa– llenaran los asientos de ese auditorio y estuvieran predispuestos plenamente a captar toda esa intensidad que Cohen pone en cada una de sus actuaciones. Y les doy fe de que así fue una vez más.  

“El Capitan and the Ship at Sea” fue el comienzo de una excelente amistad entre músicos y público, con el que quedó establecida esa comunicación que suele darse en todo concierto que se precie. Digamos que es como una interactividad musical y sensorial que tema a tema se va incrementando, hasta alcanzar cotas difíciles de superar. Avishai Cohen y su cuarteto, integrado por Eli Degibri, en los saxos; Nitai Hershkovits, al piano y teclados; y el joven baterista de 19 años Ofri Nehemya, fueron desplegando las piezas musicales que sirvieron para conformar una actuación limpia, fresca, con matices bien definidos y siempre con una ejecución que parecía sencilla y alcanzable para cualquiera. 

Eli Degibri también destapó el tarro de las esencias (foto: Goio Villanueva)
Eli Degibri también destapó el tarro de las esencias
(foto: Goio Villanueva)

Esas piezas eran “Interlude in C sharp Minor“, “Ballad for an unborn child“ o “Yagla”, repasaban una parte amplia de la discografía del contrabajista, a través de las que se podían constatar las muchas horas de trabajo y estudio de cada uno de los músicos que conforman este cuarteto liderado por Cohen. Un músico que se inició a los nueve años en el piano, pero que debido a su admiración por el gran Jaco Pastorius acabó cambiando el piano por el bajo y el contrabajo. Cuando se trasladó a Nueva York para contactar con músicos de jazz, Cohen tuvo que buscarse la vida en la construcción, mientras ampliaba sus estudios musicales. Danilo Pérez le escuchó y reclutó para su trío y también le fichó el pianista Chick Corea para su grupo Origin, con el que estuvo hasta 2003, fecha en la que Avishai Cohen creó su propio sello discográfico y el comienzo de sus propias formaciones. De hecho, a Jazz San Javier llegó por primera vez en su tercera edición (allá por el año 2000), formando parte del grupo de Chick Corea y siendo elegida una de sus fotografías para el cartel de la IV edición, en 2001, de Jazz San Javier. Desde entonces, el músico israelí ha sido demandado en varias ocasiones para participar con su cuarteto en esta cita veraniega que se celebra a orillas del Mar Menor murciano, convirtiéndose así en uno de los músicos más queridos y apreciados por el público del auditorio del Parque Almansa.  

Con “Float“ y “New Swing” finalizó un concierto impecable, en el que Cohen utilizó tanto el contrabajo como el bajo eléctrico para desplegar todo su amplio y variado bagaje musical, arropado perfectamente por un nuevo grupo que supo en todo momento complementar y completar ese magisterio del israelí. Una primera pieza sólo al contrabajo, “13Thirteen”, para continuar con “Remembering” en formato trío –aunque el peso de la interpretación recayera sobre el propio Cohen y su contrabajo, al que abraza de una manera delicada, como si de su mejor aliado se tratara– constituyeron los dos bises que el músico israelí regaló al auditorio. Aplausos y un total reconocimiento para este músico, que ha sabido ganarse un lugar de primer orden en el panorama del jazz internacional. 

El nuevo cuarteto del contrabajista israelí (foto: Goio Villanueva)
El nuevo cuarteto del contrabajista israelí (foto: Goio Villanueva)

Tal y como les había adelantado, el segundo concierto de esta también segunda jornada del XVI Jazz San Javier tuvo otro panorama bien distinto, aunque no por ello menos atractivo. Se trataba de una producción de Jazz San Javier bajo el título de Cuban Collective, integrado por Alain Pérez, en el bajo eléctrico; el trombonista Julio Montalvo; el percusionista Yoel Páez; Luis Guerra, en el piano; el saxo alto de Roque Martínez (que visitó el pasado año este escenario formando parte del grupo del guitarrista Ximo Tébar); el gran trompetista Juan Munguía; y el baterista Lukmil Pérez, que también pisó ese escenario en 2012, con el trío del pianista italiano Giovanni Mirabassi. A ellos se uniría más tarde la invitada especial, Eugenia Sancho.  

Con una primera pieza compuesta por Alain Pérez, “En el aire”, dejó su tarjeta de presentación este colectivo de músicos cubanos que residen en la actualidad en España y que venían dispuestos, como así fue, a que el público disfrutara con su música, con su jazz latino. Aplausos y calor humano fue lo que recibieron en esta su primera intervención, con la que engancharon a los asistentes. Tras ello, Julio Montalvo presentó a la banda y atacaron una pieza de su creación, titulada “South West”, en la que Yoel Páez llevó a cabo una introducción magistral de 5 minutos de duración, como cabía esperar de un percusionista de tan alta calidad. Tras ello, el grupo fue desplegando sus intervenciones individuales como muestra del conocimiento de estos grandes músicos caribeños.  

El bajista cubano Alain Pérez (foto: Goio Villanueva)
El bajista cubano Alain Pérez (foto: Goio Villanueva)

Cuando uno escucha a músicos de este calado, siempre te sitúan claramente en su hábitat natural. Aquí no hay trampa ni cartón y nadie se puede dar por engañado. El Caribe transpira por cada una de las notas musicales que emanan de los instrumentos y composiciones de estos cubanos, a los que la Madre Patria les acoge desde hace unos años. Como bien explicó Alain Pérez, en este proyecto musical hay tres generaciones de músicos que, no obstante, están actualizados. Para demostrarlo, se marcaron una pieza a ritmo de cha-cha-chá cantada por el propio Alain titulada “Enséñame a quererte”. Poco a poco, la fiesta iba creciendo y tomando color aunque todavía había lugar para un bolero: “Amor de Bolero”. 

Y llegó de nuevo el ritmo y la alegría con “120 & 90”, un guaguancó con mucho sabor, que sirvió para dar paso a la invitada especial de la noche: la cantante Eugenia Sancho, que al anunciar Montalvo que cumplía años el público la recibió cantándole “Cumpleaños Feliz”, lo que la cantante supo agradecer tuteando al aforo y deseando que la noche discurriera feliz para todos. A renglón seguido, el primer tema “Y decídete”, en el que Eugenia Sancho nos introdujo en una sesión del Tropicana, de aquellas noches triunfales y añejas del querido y famoso club de La Habana. Una segunda canción a ritmo de bolero, titulada “Llora”, conformó el paso de esta cantante cubana por el Colectivo Cubano que lideran Alain Pérez y Julio Montalvo.  

La cantante Eugenia Sancho, invitada especial de este colectivo de músicos cubanos (foto: Goio Villanueva)
La cantante Eugenia Sancho, invitada especial de este colectivo de músicos cubanos (foto: Goio Villanueva)

El público pedía un poco más de ritmo y el septeto atacó “El laberinto” y “Camino del oso”, con los que finalizaron un concierto que casi llegó a las dos horas. Como siempre, los músicos cubanos fueron muy generosos en todo y el público los premió con sus aplausos y cercanía.  

En definitiva, una noche de contrastes dentro de los diversos conceptos que el jazz tiene hoy por hoy, en la que Israel y Cuba dejaron su sonido de jazz en este auditorio de San Javier, sede de su festival. La siguiente jornada nos traerá nuevas propuestas que, éstas sí, estarán un poco más cercanas en estilos. Se trata del quinteto que lideran Grace Kelly, Lynne Arriale y René Marie, en una primera actuación más delicada y señorial. En la segunda parte, la Soulgrass del saxofonista Bill Evans puede hacer saltar a los aficionados de sus asientos. Se lo contaremos, cómo no, en OPINAR. 6 julio 2013  

El Cuban Collective al completo (foto: Goio Villanueva)
El Cuban Collective al completo (foto: Goio Villanueva)

 


OPI

Portada  Información General y Opinión  Cultura, Ciencia y Sociedad
Reportajes y Entrevistas  Deportes  Denuncia


© OPIN@R.
© Cada uno de los autores de los artículos o fotografías.

Las personas interesadas en publicar sus colaboraciones en OPIN@R o ponerse en contacto con la Redacción,
tienen a su disposición la siguiente dirección de correo electrónico:
Teclee esta dirección en su programa de correo electrónico