Portada Opin@r  

Portada Opin@r

Portadilla Nº 1
Información General y Opinión
Sección General


ALFONSO CASTRO


España renueva el Parlamento el 12 de marzo

Castilla-La Mancha: El PP
podría perder votos por
sus candidatos “cuneros”

Estas elecciones del 12-M en la comunidad de Castilla-La Mancha se presentan un tanto inciertas para las expectativas de triunfo del Partido Popular por varias razones, o mejor dicho, por varias especulaciones perfectamente verosímiles. Veamos.    

Aún partiendo de la hipótesis que situaría como favorita a la victoria la formación que lidera José María Aznar, habida cuenta sobre todo de los sondeos conocidos hasta la fecha y de los resultados registrados en marzo de 1996 en que el PP se impuso al PSOE por casi cinco puntos y dos diputados más, las expectativas de triunfo popular más claro parecen mantenerse en las provincias de Guadalajara y Cuenca, no tanto e incluso con dudas en Albacete y Toledo y es más que probable una nueva derrota del PP en Ciudad Real, donde, por cierto, el PSOE ha recuperado para la política nacional al candidato Manuel Marín, ex-comisario y ex-vicepresidente primero de la Comisión Europea.           

Pero en este esquema, en el que de nuevo Izquierda Unida es casi seguro que no tendrá cabida para conseguir un solo escaño al Congreso, no hay que perder de vista que los socialistas –mucho más habituados a vencer que el PP en este territorio en todo tipo de comicios– se crecen en un indisimulado optimismo cada día que pasa desde que se inició la precampaña hace ya varias semanas.        

Optimismo que a simple vista se sustenta en varias claves que intentaremos desentrañar, o al menos, apuntar. En primer lugar, la estrategia del PSOE de corte un tanto populista y bien pegada al terruño tiene por norte en estos días desacreditar al Partido Popular por el modo en que éste ha elaborado sus candidaturas –bastante más tardíamente que el PSOE–, con no pocas y sonadas fricciones y tensiones internas en torno a los figurantes en las listas en la mayoría de las cinco provincias de la región.      

A lo que hay que añadir las imposiciones apaciguadoras y salomónicas venidas de la sede de Génova, una vez más, incluso contra el criterio de algunos comités electorales provinciales. Algo así como el decimonónico cunerismo, pero en versión moderna, al decir de los socialistas. ¿Recuerdan? Aquél sui géneris procedimiento caciquil de la Restauración, ideado por Cánovas, por el que se designaban desde el Ministerio de la Gobernación los diputados cuneros (de la cuna generalmente madrileña) que iban a representar a Cortes a buena parte de los territorios de la España rural y provinciana, sin conocer o ser naturales de la zona a representar.       

En versión moderna del año 2000, pues, el PP ha situado al menos a cuatro cuneros en puestos de salida segura al Congreso. A saber: las ministras Isabel Tocino y Margarita Mariscal de Gante –ambas, como es sabido, siempre situadas a la cola en las valoraciones ministeriales de los sondeos de opinión y en los últimos días metidas hasta los corvejones en una fiebre imparable de inauguraciones de obras gubernamentales mil veces demandadas por la ciudadanía–. Ellas encabezan las listas de Toledo y Albacete respectivamente; Javier Rupérez lidera nuevamente la de Ciudad Real y Enrique Fernández Miranda va en el segundo puesto de la candidatura por Guadalajara. Y para la Cámara Alta al menos dos senadores madrileños que repiten suerte: Francisco Utrera por Cuenca y Luis Fraga por Guadalajara.      

EL TIRÓN DE BONO

Otra de las claves vendría dada –aún salvando las lógicas distancias de criterio por tratarse de convocatorias electorales distintas– por el vuelco registrado en los últimos comicios municipales en favor del PSOE y la enorme derrota del PP en las pasadas elecciones autonómicas de 1999, en que los socialistas, con el incombustible José Bono a la cabeza, arrasaron en mayor medida que en todas las anteriores elecciones autonómicas. Un Bono, por cierto, lanzado en estas precampaña y campaña al estrellato nacional por su partido, a razón de acto o mítin prácticamente diarios.   

Y otra clave a tener en cuenta y que podría influir lo suyo en contra de las aspiraciones del Partido Popular, al igual que en el resto del país, es ese cierto halo optimista que se ha adueñado de las gentes de izquierdas a raíz del pacto electoral entre el PSOE e Izquierda Unida y que puede que anime a numerosos abstencionistas desencantados a decantar su voto por una de estas dos fuerzas políticas.     

Aunque bien analizado, obviamente, es sobre todo en el Senado donde podría producirse ese revés en favor del PSOE y de IU –que van coaliados en tres de las cinco provincias–, hasta el punto de que la correlación de trece a siete senadores que se dió en 1996 a favor del Partido Popular podría invertirse en esta otra horquilla, según los cálculos de ambos partidos de izquierdas: once o doce para el PSOE, tres para IU y sólo cinco o seis para el PP.       

Por lo demás, no parece que vayan a correr excesiva suerte electoral para el Congreso ni los candidatos del GIL, que se presentan por las provincias de Albacete, Guadalajara y Toledo; ni los de la Unión Centrista-CDS de Mario Conde, partido del que desertaron hace un mes la mayoría de los afiliados y que hará campaña por las circunscripciones de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo.         

Conjeturas posibles aparte, es una incógnita saber hasta qué punto el electorado castellano-manchego –que una vez más, a buen seguro, batirá récords de participación– valorará lo mucho o lo poco, según se mire, que ha hecho o que ha dejado de hacer el Gobierno de Aznar en estos cuatro últimos años de la España va bien en estas tierras que siguen siendo de las más atrasadas en crecimiento económico y en las que menos ha invertido por habitante la Administración Central.   

En el debe de la legislatura caducada se podrían situar asuntos como las dotaciones sanitarias, los servicios educativos, o las infraestructuras hidráulicas y en el haber aspectos como el incremento del empleo, la autovía de paso a Levante y alguna otra infraestructura viaria y el proyectado tren de alta velocidad (AVE) Madrid-Barcelona con parada en Guadalajara.    

 


OPI

Portada  Portadilla Nº 1  Información General y Opinión  Sección General


© OPIN@R.
© Cada uno de los autores de los artículos o fotografías.

Las personas interesadas en publicar sus colaboraciones en OPIN@R o ponerse en contacto con la Redacción,
tienen a su disposición la siguiente dirección de correo electrónico:
Teclee esta dirección en su programa de correo electrónico