Portada Opin@r

Portada Opin@r

Portada nº 1
Información General y Opinión
Sección General


SEL SABATER


Turba racista en El Ejido

Las agresiones de la turba enloquecida de El Ejido (España) alcanzaron a los periodistas. No es una casualidad. Los cabecillas de los pelotones de linchamiento sabían que, pese a la escasa diligencia que mostraron las autoridades para detenerles, podrían ser identificados a través de los medios de comunicación, que por otra parte están generalmente en contra de estas actuaciones criminales racistas. Y esto no les gusta a quienes se sienten dueños del terreno. Por eso iniciaron la caza del periodista.         

La policía está para detener a los culpables, tanto de masacrar y perseguir inmigrantes, como de agredir a los periodistas que informan de un brote racista tan grave que recuerda casos tristemente recordados.            

En El Ejido, lugar donde explotar a los inmigrantes ya no es suficiente, donde la Ley de Extranjería se ha convertido en caricatura, ante la indiferencia de su principal detractor, el Gobierno Aznar, que sin embargo tiene la obligación de aplicarla, se ha dado un paso más en la exhibición de una miseria moral sólo propia de pueblos que ya han olvidado peligrosamente su historia.           

El mejor exponente, el escaparate de la actitud racista del Partido Popular: El alcalde de El Ejido, y después todos los ministros y dirigentes que finalmente le apoyaron activamente para no perder los votos de las centurias racistas.       

La cosa tiene visos de continuar por Murcia, si no se para a tiempo. Y eso no parece poder hacerlo el Gobierno Aznar, que se dedica a echar gasolina al fuego.      

 


OPI

Portada  Portadilla Nº 1  Información General y Opinión  Sección General


© OPIN@R.
© Cada uno de los autores de los artículos o fotografías.

Las personas interesadas en publicar sus colaboraciones en OPIN@R o ponerse en contacto con la Redacción,
tienen a su disposición la siguiente dirección de correo electrónico:
Teclee esta dirección en su programa de correo electrónico