Portada Opin@r

Portada Opin@r

Portada nº 1
Información General y Opinión
Sección General


LIGORIO MUNTANER


España renueva el Parlamento el 12 de marzo

Los telediarios del país
de las maravillas

¿Qué diría usted, que es ingeniero, si al acabar un puente le obligaran a colocar una cartel que dijera "Todo gracias al PP"? ¿O usted, investigador, al  verse obligado a contar que si tiene ratones se lo debe al gobierno Aznar? ¿O usted, ganadero, de tener que colocar a sus vacas una marca con las siglas del PP, el gran benefactor? ¿O usted…?   

Pues algo así es lo que les sucede a los periodistas que trabajan en RTVE. Todos los días se ven obligados a filtrar su trabajo bajo el prisma del gobierno de Aznar. Todo el río informativo debe concluir en el delta del cielo protector del gobierno del Partido Popular. Las noticias, los reportajes, las entrevistas… todo debe ser realizado siguiendo un diseño: Lo bueno lo hace y lo ha hecho el lider popular. Lo de los demás es malo y perverso; hay que quemarlo en la hoguera pública de la Televisión Estatal y en las pequeñas Autonómicas afines al único poder "legítimo".    

La situación que se mantiene en los Servicios Informativos de TVE bajo la dirección de Javier González Ferrari es sencillamente escandalosa, lo vea la Junta Electoral o no. 

Lo mismo sucede en la RNE de Diego Armario.

El sectarismo político de la actual Dirección de RTVE ha llegado hasta el esperpento.  

Cualquier ciudadano puede percibir, sin esfuerzo, la tendenciosa manipulación, el descaro en la loa del Gobierno Aznar, la agresividad indisimulada contra la oposición, los programas entregados a acólitos del poder (sin olvidar a los "tertulianos") con sueldos que tienen más de botín que de salario.   

Coincido con los partidos del arco parlamentario (todos, menos el PP) en su diagnóstico sobre los telediarios de Televisión Española: Son una violación continuada del articulo veinte de nuestra Constitución.  

Los Telediarios de TVE, incluyendo los territoriales, son infumables por muchísimas razones: Se ocultan, permanentemente, informaciones de todo tipo para no perjudicar la imagen del poder absoluto y "benefactor" del Gobierno y del partido que lo sustenta; se ridiculiza cualquier acción o iniciativa del adversario, y es adversario todo el que no es incondicional; se filtra y neutraliza todo dato que no beneficie directamente a "la causa", se maneja el botafumeiro con la maestría de los conversos... En definitiva, se mantiene desinformado e intoxicado al considerable porcentaje de nuestra ciudadanía que sólo accede a la información a través de Televisión Española.  

Han depurado –el PP y su Gobierno– la técnica de rechazar las acusaciones, adjudicando esas vergonzosas responsabilidades a "los profesionales" del medio, a los que simultáneamente dicen defender. Nada más lejos de la verdad: Ningún profesional haría semejante malversación de su buen nombre y de sus conocimientos en una redacción en la que imperase el rigor informativo, el respeto a la audiencia y la responsable independencia de los periodistas. Pero en TVE y RNE se reciben consignas que son órdenes, se imparten instrucciones y el control es férreo.  

Mandan gentes alejadas de cualquier ética profesional. La ética ha rendido las armas ante los sueldos millonarios, el poder y las órdenes de La Moncloa. Nunca se había vivido una situación tan límite, tan descarada, tan vergonzosa, tan repugnante para tantos magníficos profesionales como hay en TVE y en RNE, humillados diariamente y reducidos a la condición de propagandistas de la oficina de autobombo más poderosa que posee Aznar: RTVE.

Entiendo que se debería rechazar firmemente cualquier defensa de la "profesionalidad de los periodistas de TVE y de RNE" que venga de los políticos del PP, porque siempre lleva aparejadas mentiras solemnes e intentos de instrumentalización. La profesionalidad y la independencia de los periodistas de RTVE las obstaculizan la Dirección de Informativos de TVE y la de RNE, absolutamente dependientes de La Moncloa. Por sus hechos los conocemos. 

He constatado que cualquier consideración que pase por afirmar que con los gobiernos del PSOE ocurría lo mismo es rigurosamente falsa. Basta visionar cualquier telediario de esa época para comprobar cómo simplemente están repitiendo reiteradamente una mentira absoluta. No resisten la mínima comparación. Cualquier error de la época, tan reciente, es un inocente juego de niños comparado con lo que sufrimos hoy.   

No se conforma el gobierno Aznar con haber comprado un gran paquete de medios de comunicación para ponerlos a su servicio, quieren más: han privatizado, de facto, por ocupación, las radiotelevisiones públicas.  

¿Cuántas compró el PSOE? Ninguna. 

Ferrari, Urdaci, Armario, Martínez, actúan como simples comisarios políticos encargados de retorcer la realidad, sometiéndola a tal proceso de transformismo, de manipulación, que cuando sale por la pantalla ya no la reconocen ni los propios protagonistas. 

Con Pío Cabanillas y su equipo, se están dando los peores casos conocidos de violación del artículo veinte de la Constitución. Nunca jamás, en todos los años de Transición, Democracia y Constitución, se había instrumentalizado de esa forma la radiotelevisión pública. Nunca.  

Unos pocos insensatos están socavando impunemente los cimientos del Estado democrático que hemos construido entre todos los españoles, al hurtarnos diariamente una parte esencial de nuestros derechos y de nuestras libertades.  

Como es de sobra conocido, durante la época electoral los tiempos de los partidos políticos para informar del desarrollo de sus campañas están tasados, pero los responsables de TVE se burlan de ello.

Se emiten informaciones propagandísticas, fuera del bloque electoral, acerca de la gestión del Gobierno del PP.  

Rizan el rizo. En un día cualquiera, y de forma destacada en titulares, han ofrecido (o escamoteado) noticias del siguiente tenor: 

Una información acerca de la aplicación a las parturientas en los hospitales públicos de la anestesia epidural. La parturientas españolas, según Ferrari, son felices gracias a que el PP les pone la epidural: ¡El Gobierno Aznar suprime el dolor! Ha corregido a Dios...  

Por el contrario, no han dedicado ni un segundo a informar de las múltiples manifestaciones que ha habido en varias provincias españolas, convocadas por las Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública, para protestar por el proyecto de Fundaciones Sanitarias del PP. Solamente en Madrid, se han reunido diez mil personas.   

El hombre del Ferrari en Bruselas, propagandista del Gobierno (ellos le llaman corresponsal), se suma al entusiasmo narrando la épica aprobación por la Comisión del Plan de Estabilidad presentado por el Gobierno español. Son maravillosos. No ha informado de las criticas.   

Las declaraciones de Aznar en TVE y RNE siempre recogen propuestas electorales, de programa. Machacan con la bajada de impuestos. A Almunia nunca se le permite explicar su programa. Siempre se seleccionan fragmentos en los que va a remolque, limitándose a rebatir el programa del PP. Siempre en negativo, sin aparente oferta propia.  

Urdaci, segundo de Ferrari en todo, abre su TD-2 con un saludo dedicado casi íntegramente a elogiar las propuestas de Aznar:  

"Buenas noches. Aznar ofrece una rebaja media del 8 por ciento en los impuestos si gana las elecciones. La rebaja del tipo mínimo del impuesto sobre la renta, iría desde el 18% al 15%. Y el tipo máximo, desde el 48% al 46%. El 90% de los pensionistas no pagarán ese impuesto y para muchas parejas con hijos se eleva el nivel del mínimo exento. Familias, pensionistas, las rentas más bajas y las pequeñas y medianas empresas son los beneficiarios de esto que Aznar llama la segunda revolución fiscal. Críticas también desde el Gobierno al gesto de Almunia, que ayer tiró al suelo un impreso de devolución rápida de la Agencia Tributaria. El PSOE dice que esta reforma popular supondría más presión fiscal y más injusticia en el reparto tributario, dicen que no les salen las cuentas".  

Todo un prodigio de equilibrio, ecuanimidad y ética periodística.    

Presentan a Aznar como Presidente del Gobierno y Almunia como si pasara por ahí en ese momento. Habría que recordar que Aznar es Presidente del Gobierno en funciones, pero que en esos actos está en calidad de candidato del PP.   

Y qué bien les ha venido la crisis derivada de los asesinatos del País Vasco: Las informaciones están siempre canalizadas a través de Iturgáiz y Mayor Oreja, ambos del PP, y contra el PNV.  

El señor Iturgáiz fue el encargado de abrir los dos telediarios del domingo, en la pieza relativa a la crisis política desatada. Tiene poco que decir, pero TVE le hace la campaña. Cruel utilización inmisericorde. De fondo, unos carteles que piden que votemos al PP...    

Los socialistas, victimas directas del asesinato de Buesa, son presentados siempre a la cola, como una murga que acompaña al PP de forma indeseable. Y cierra, por supuesto, el inefable Piqué.   

Todo, absolutamente todo lo que sale en los Telediarios de TVE, está perfectamente medido para que beneficie electoralmente a José María Aznar. No se trata de los tiempos de ocupación de pantalla, sino de la calidad de esta presencia.    

En la información sobre la campaña electoral, Aznar aparece siempre rodeado de simpatizantes que le aplauden, saludan y aclaman al comienzo y final de las piezas electorales. Joaquín Almunia, por lo general, aparece solo sobre el escenario y a menudo de espaldas o de cogotillo.    

Los mensajes de Aznar se muestran siempre en plano corto y medio del orador en tribuna. De frente. Almunia aparece en planos generales, de larguísima duración, escuchándosele a lo lejos o mientras se "adivina" su figura en medio del escenario.      

Las imágenes de algarabía que preceden al inicio de los mítines electorales, en las piezas del PP duran de 20 a 30 segundos de media; en el PSOE apenas unos pocos segundos y siempre con un tratamiento lastimoso. Basta observar cómo da Tele 5 la información de los mismos actos electorales para comprobar que el tratamiento de TVE hacia el PSOE es francamente perverso.    

En los mítines de Aznar se elude mostrar los bancos vacíos de detrás del escenario. Los planos son generalmente frontales. En los mítines de Almunia la cámara se sitúa lateralmente, para que así puedan verse los asientos vacíos de detrás del escenario. Pero no es todo: estos planos, con los que se da la falsa apariencia de falta de público, se mantienen durante todo el tiempo que haga falta para dar la falsa impresión buscada.   

En los mítines de Aznar, las redactoras hablan con público a sus espaldas y a veces aprovechando pausas del orador que provocan encendidos aplausos. Las redactoras que cubren la campaña de Joaquín Almunia tienen como fondo los asientos vacíos o las zonas de seguridad, para dar la sensación de poca asistencia. Evitan los aplausos y hablan con tono grave.     

Con Aznar procuran conectar en directo para que se explaye. A Almunia le toca diferido y "bien" seleccionado, buscando el momento en que tose o se rasca la nuca. A Frutos le buscan una estética de político cutre, de líder de votantes con mono.   

No resisten la tentación de dar bombo y platillo a una encuesta del CIS (dirigido por una "Ppera" ilustre) en la que se asegura que este Gobierno es el mejor valorado de la historia reciente de España (con Franco no se han atrevido), generador de unos logros nunca imaginados. Por eso recalcan en apertura y cierre que Aznar está valorado con un 45 por ciento de puntuación, mientras que Almunia casi no alcanza el 28.    

Y, además, el primer ministro socialista francés, Lionel Jospin, tendrá que vérselas con el presidente francés, el derechista Chirac, que le piensa leer la cartilla por lo mal que lo ha hecho en Oriente Medio.   

Y el corresponsal en París se explaya contra el socialista Roland Dumas, que ha dimitido por corrupto. Tenia una amante y era muy amigo del también socialista Miterrand.      

La corresponsal en Berlín nos recuerda que los socialdemócratas alemanes solo cosechaban fracasos electorales, menos esta vez que por un quítame allá esas pajas han perdido los conservadores.      

La guinda del pastel se llama censura. Y la han puesto finalmente aprovechando el acto conjunto PSOE-IU de presentación de un manifiesto de apoyo de intelectuales, escritores y artistas. TVE ha ocultado contumazmente los nombres y las imágenes de los presentes, convirtiéndolos en dos centenares de ectoplasmas (bastante famosos, eso sí, para los que estábamos en el "secreto") que vagan en el limbo de la izquierda.    

Y mientras tanto en los telediarios territoriales se narran las gestas de Álvarez del Manzano, evitando minucias del tipo de la cuenta de fondos de libre disposición que dilapida a su antojo. Y los consejeros de Gallardón campando, a todo meter, por sus respetos.       

El "alcalde enamorado de su esposa" lleva tiempo aclarando conceptos de la vida pública: Si uno está enamorado debe pagar los viajes de su pareja con cargo al erario público. Si es con fondos reservados, mejor. Y siempre en hotel de lujo. El chófer, a una pensión. Y éste debe violar el Código de Circulación si el ocupante lleva prisa. La multa, a los fondos reservados... TVE y RNE no nos ilustran nunca sobre estos nuevos principios básicos de la urbanidad. No tienen corazón.  

Los Telediarios de Aznar los diseñan los asesores del país de las maravillas. 

 


OPI

Portada  Portadilla Nº 1  Información General y Opinión  Sección General


© OPIN@R.
© Cada uno de los autores de los artículos o fotografías.

Las personas interesadas en publicar sus colaboraciones en OPIN@R o ponerse en contacto con la Redacción,
tienen a su disposición la siguiente dirección de correo electrónico:
Teclee esta dirección en su programa de correo electrónico